viernes, 19 de diciembre de 2008

Vecchio Siciliano


Una de las franquicias que mas ha crecido en la ciudad es sin duda la de Vecchio Siciliano, o comummente llamada el siciliano. Me parece que empezaron en Plaza Animas, ahora hay locales en otras partes de la ciudad (Av. Araucarias, Plaza Américas y Plaza Museo).

En esta ocasión me tocó ir al nuevo local de Plaza Museo, por el cine. Es un local pequeño y acogedor, apenas con unas 6 mesas. Aquí el menú está en la pared, y va desde ensaldas y hamburguesas hasta cortes de carne. Los precios son regulares siendo los cortes lo mas caro (aprox. $99.00) y las ensaladas lo mas barato ($45.00), en lo personal lo que mas me gusta es la hamburguesa (como ya antes lo he mencionado) pero en esta visita decidí pedir un pepito de filete de res y mi novia pidió una ensalada siciliano con pollo.


El pepito estaba sabroso, pero el pan no estaba muy crujiente (de hecho algo chicloso), la carne no tan suave como uno quisiera y debido a eso el guacamole se salía (je, je la verdad fué un batidillo). La ensalada tenía fajitas de pollo la cual estaba deliciosa, los ingredientes frescos y abundantes, te dan a escorger entre varios tipos de aderezo.

Así que concretando, los pros del lugar son: los precios, accesibles y un poco mas barato que en otros restaurantes. Los alimentos, son sabrosos y a pesar de ser una franquicia tienen toque de la casa.


Los contras: en mi caso el pepito estaba malísimo, costaba trabajo morderlo aunque de sabor estaba rico. La cajera estaba medio amargada (al parecer me estaba haciendo un favor).


La verdad si recomiendo que prueben este lugar, en general está sabroso y la hamburguesa se ha hecho de varios fanáticos. Los precios son accesibles, te has de gastar de $70 a $120 por persona.

Como siempre dense una vuelta y esperamos sus comentarios.


¡Provecho!

2 comentarios:

Ekbalam dijo...

La salsa de soya tal y como se consume en Japón es de sabor fuerte e incluso algo salado, no es como lo que se acostumbra en America, donde la rebajan, la revuelven con limon y hasta con chile. Quizas querían darle un toque original, pero nada que ver, ya tan solo con los rollos california, alaska, etc. etc. ya es algo totalmente americano que es semi-dulce y no combina bien con la salsa de soya original. Mal punto.

Antonio Nemi dijo...

Este blog rompe madres!!!